5 mar. 2010

Haciendo dedo...

De las inconfesables “actividades” que hacíamos con XM para darnos a la buena vida. (Conste que XM siempre fue así.) Una vez, ella se anotó en un montón de cursos de recreación para secretarias. Cursos Gratis. La idea en aquellos tiempos era esa, compartir más tiempo juntas haciendo algo placentero después del horario laboral.

Nos habíamos conocido en el trabajo. Ella era la del edificio de oficinas y yo la chica que hacía tal cosa en el local. Ella siempre fue muy atractiva y graciosa y además le ponía un empeño extraordinario a nuestra incipiente amistad. Yo, atravesaba una época de colección de amigas, así que una más o menos, no hacía a la diferencia. Pero ella insistió, debo admitirlo, y después de varios de sus chistes y de compartir las desventuras de los novios de entonces, nos hicimos muy amigas. Tan amigas que, cuando yo me tuve que ir de la casa en la que vivía, ella y Electra me recibieron en la suya. De ahí Electra, XM y yo en la casa blanca y luego, otra vez el dream team completo en la casa con avistamiento de ratones.

Una vez, XM nos anotó en un curso gratuito de ocho clases de danza árabe. Sí. Danza Árabe. Fuimos. Xm, prefería ocupar los lugares del fondo, adelante las avanzadas, en el medio, las intermedias. Tampoco eran tan sencillos esos movimientos de cadera, y sí, en la mitad de la clase, nos rajábamos unas risas bárbaras. Una vez la profesora, que alentaba sospechosamente mis dotes de bailarina “exótica” tuvo que irse en mitad de la clase, dejando el curso en manos de una de sus alumnas avanzadas, Naomí. Ese día, yo aprendí. Esa chica contorneaba mejor sus caderas, entre silenciosa y expectante era mucho mejor que la que oficiaba de profesora. Ese día era nuestra octava clase, y así que como era de preveer, nos fuimos con Xm para nunca más volver. Pero en nuestras palabras de salida, entre besos finales, le agradecimos a Naomí sus buenas dotes de maestra. Nuestras vidas transcurrieron, seguimos hablando de nuestros novios, de nuestros planes a futuro, pero siempre la imagen de esa chica volvía a nuestra retina, en gesto de gratitud.

Nuestra casa era enorme, antigua y servía a los fines de aunar a la muchachada, a la hermandad que eran los amigos de esos tiempos. El novio de XM y su amigo vinieron una noche con un plan prometedor: filmar una película porno argentina. La productora les daría el dinero, XM y yo intentaríamos derribar los mitos masculinos del género, escribiendo en parte el guión. Nada de cachetadas en la cola, ni tacos aguja, ni uñas esculpidas. No,  igualdad de placer en un género impenetrable a los grandes cambios de paradigma.

Esa noche, abismados por el alcohol, miramos unas diez películas XXX argentinas. Buscábamos actores y actrices. Sabíamos lo que queríamos. En la última película, si la memoria no me deja a pata, Haciendo dedo, en una prolongada escena de sexo oral, una muchachita tímida pero bien gauchita llamó nuestra atención: si, Naomí.
Creer o reventar Naomí, en hebreo significa “la que lleva consuelo”...

32 comentarios:

  1. Claro, o sea... la proxima vez que surja hacer un libreto para una peli xxx o algo similar, usted me avisa, tan solo se asoma por la ventana, yo bajo por las escaleras, llevo una botella mas de vino y... perdon... perdon... usted bailaba arabe?
    o sea... arabe... bailabas... ? sabes que... (...)


    (Menage está bajando las escaleras, corriendo)

    ResponderEliminar
  2. Ménage,

    usted sabe perfectamente que ocho clases no dan ni para fantasía de ciego....
    me temo que esos ruidos son sus golpes, shhh, que es tarde... por qué no intenta la próxima vez pasar un papel por debajo de la puerta...
    (usted sabe que los vecinos no ven con buenos ojos estos pactos nocturnos)

    ResponderEliminar
  3. (me quedé haciendo guardia en tu puerta, sentadito.
    en algun momento vas a tener que abrir la puerta para salir

    ResponderEliminar
  4. Ménage,
    no ande lavantando la perdíz, qué le dirá a la vecindad? qué olvidó la clave de entrada?

    ResponderEliminar
  5. balsam, no se preocupe:
    Tengo a TODO el vecindario sobornado.
    bueno, si, mejor: PREOCUPATE!

    la proxima vez que baje por las escaleras, será para dejarte un sobre con una carta por debajo de la puerta.

    No, no una carta con Antrax. será una carta escrita a mano.

    ResponderEliminar
  6. Y digo yo, ¿la polirrubro de Naomí es alguna de las de la foto???
    Que bueno eso de una peli porno, con toque realista, es cierto eso de las uñas esculpidas y silicona está bueno un tiempo pero en realidad un lomo normal cuya dueña sea "gauchita" logra que los ratones terminen haciendo pogo en la cabeza.
    Besos

    PD: Espero que haya un segundo capítuo de esta historia.

    ResponderEliminar
  7. Ménage,

    ya se perfilan sus dotes de escriba a la antigua, una carta... cómo eran esas cosas?
    me estoy yendo, cosas que hacer ajá para nada importantes, pero al regreso espero encontrar sus líneas por debajo de la puerta...

    Lux,

    la gran consoladora, era muy parecida a esa que aparece ahí como Carolina Aragón, pero con una pizca de naríz importante y no, no era de las protagonistas... pero en esas curvas se adivina el contoneo de sus caderas ...
    eso de "logra que los ratones terminen haciendo pogo en la cabeza" es genial!
    dudo que esta historia tenga saga...

    ResponderEliminar
  8. Pero, ¡qué pequeño es el mundo! No hay caso, siempre son los mismos en todos lados.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Yo solo llegué a mandar fotos de mis atributos frontales naturales, aunque desparejos, a una ciudad santafesina. No me animaría a usar mis dotes de bailarina de chacarera en una peli de bajo presupuesto.
    Archívese y quémese, que nada de lo que diga podrá ser sometido a juicio.

    ResponderEliminar
  10. naomi triunfaba en todo, al final!! la tenia clara con la danza, y hasta tenia su carrerita en el cine!

    y ahora? donde andará???

    ResponderEliminar
  11. Mirta,

    de hecho no recuerdo ningún destinatario en ninguna ciudad santafesina... ¿me habré perdido alguna entrega?
    dudo que la chacarera, incluso sus buenas dotes de bailarina telúrica puedan compararse con un buen sandungueo de caderas, a menos que le sume esa pizca rumana que develan sus prominentes pómulos ...

    Sol,

    eso mismo!, viendo las extraordinarias facetas de Naomí, podemos suponer que esté aferrada a algún caño for export, darrapando sus atributos de bailarina exóticas, en un casino de Las Vegas?

    ResponderEliminar
  12. Señorita Wendy! No me obligue a bajar Haciendo dedo (que ya la encontré y no son tantos links), no me obligue a sumar actos infaustos a mi vida! No logrará torcer el destino! Ni pienso! Ni loco!

    ResponderEliminar
  13. Me juego todos los ases a que la supuesta Naomi no es otra que Karen "La vikinga". Brigitte Nils, esa es una gauchita corajuda en el medio de la selva o del Tigre porque las producciones nacionales siempre andan por esos esteros.
    Confieso. Yo confieso: la ví.

    ResponderEliminar
  14. Anónimo, si, si, hay unas tomas en el Tigre...
    Usted, no dejará de sorprenderme nunca. Sépalo!

    ResponderEliminar
  15. y al final pudo leer la carta que tiré por debajo de la puerta?

    ResponderEliminar
  16. Opino que se revise el término 'gauchita' a la hora de calificar a una mina en el garching. Digo, ya que somos tan pro y tan revolucionarios y tan de uñas sin esculpir.

    Eso sí, yo también me estoy bajando la peli!

    Vio, Anónimo, el orden se puso sólo, en los comentarios. Pero usted tiene un post para elegir y no se está haciendo cargo.. el pueblo está expectante!

    ResponderEliminar
  17. Ménage,

    sí! ya me lo cruzaré por los pasillos...

    Electra,

    Toda la razón del mundo. Está muy bien, yo me refería a que parecía gustarle lo que hacía, y no a mandarse la parte, ni a robar primeros planos a la cámara. Ella estaba concentrada en su tarea y punto. De todos modos, es una expresión que yo uso también con los hombres.
    Nada de mirarse en espejo!
    Bajando la película? Muy fuerte!
    Anónimo tiene identidad protegida, se ve que eso le da impunidad para hacer lo que se le canta....

    ResponderEliminar
  18. Yo soy el que debe elegir el próximo post? Supongo que será algún tipo de gentileza, que usted Electra me otorga por ser un fiel sabueso de este sitio. En mi opinión, uno de los hombres que No. O tal vez alguna historia que la contenga a usted, Electra, reina y moderadora de este blog.

    ResponderEliminar
  19. Anónimo, se agradecen las sugerencias... Veremos qué sale... en la próxima entrega. Volvió a ver la película de Naomí?

    ResponderEliminar
  20. mira si las cosas hubiesen sido al reves. primero veías la película y después ibas a esas clases. no podrías haberle mirado a los ojos jamas... JAMAS DIGO!

    ResponderEliminar
  21. Tomás, es verdad!!! Jamás de los jamases hubiera podido mirarla a los ojos... hubiera hecho un plano detalle de la boca a través del espejo...
    Yo digo, siempre alguien le encuentra la vuelta a los post!

    ResponderEliminar
  22. Querida Wendy: me bajé Haciendo dedo y no se ve... dónde me meto la curiosidad que me ha despertado usted?

    ResponderEliminar
  23. Anónimo, será cuestión del destino... qué quiere que le diga... de hecho, sospeche de mi mala memoria, tal vez Naomí no tuviera nada que ver con Haciendo Dedo... Sucede que no recuerdo el nombre de las 9 restantes....

    ResponderEliminar
  24. Jajaja, resultó más que gauchita la Naomí... y bueee, aprovechaba el buen uso de caderas!

    ResponderEliminar
  25. Pero no se dice lo importante. ¿Hizo el guión? ¿Se puede leer un cachito, pofavó?

    ResponderEliminar
  26. Miguel,
    si, si, tenía uña de guitarrera, Naomí.

    Paul,
    vaya una a saber por dónde habrán quedado esos bocetos... (era bueno el guión, ahora me vienen del recuerdo tantas imágenes)

    Ménage,
    me estoy yendo. a mi regreso le toco el timbre...

    ResponderEliminar
  27. Ja ja ja. Una mañana fuimos a desayunar con un novio que tuve y sus dos hijos.
    Habíamos pasado la noche en un telo y daban unas películas porno de cuarta, habíamos jodido todo el tiempo con una rubia a la que le dábamos ánimos diciéndole "dale, rubia. Vamos rubia que vos podés!"
    Cuando nos encontramos en ese bar con los dos hijos y sus dos novias, nos encontramos que la novia de uno de ellos... era la rubia de la peli porno!!!
    Mi novio se quedó mudo, blanco, tieso, tuve que patearlo disimuladamente para que dijera algo...
    Fue terrible para él tener que informar a su hijo quién era la noviecita...

    Y?? Al final, hicieron las películas?? En qué quedó el proyecto??
    Besitos.

    ResponderEliminar
  28. Dondeló,
    jajajajajaja! qué buena historia! Quién hubiera dicho... Es que en realidad, esas chicas se la juegan dando la cara, y después la vida le debe pegar ciertos rebencazos del tipo ... "yo a vos te tengo, pero de dónde..."
    El proyecto quedó en la nada, pero estábamos bien entusiasmados, eh.
    Felicitaciones, querida, usté salió tercera en los comentaristas del mes de febrero....

    ResponderEliminar
  29. Te perdiste en Lost! jaja
    Te he respondido en mi blog.
    Sí, nos conocemos.
    Shhh!

    P.D. Crecio mucho este lugar.

    ResponderEliminar
  30. Eduardo Martín,
    qué algarabía! A veces el azar tiende las redes con tanta precisión...
    Sí, si, me pone muy feliz tenerlo de este lado. Ahora más que nunca compartamos nuestras lecturas, como hacíamos en aquellas noches
    asfixiantes de calor...
    Gracias, por vislumbrar la crecida!

    ResponderEliminar